La fábrica de máquinas agrícolas SECMAN ha desarrollado un equipo dedicado a la distribución de estiércol sólido denominado “Expulser”. 

 “Expulser” tiene una capacidad de 12 mil kg, trabaja con un sistema hidraúlico de expulsión, que es un cilindro que empuja toda la carga hacia atrás, dirigido hacia una frasa verticales con paletas retractil que permiten hacer una buena distribución, más homogénea y con menor riesgos de roturas o desperfectos.

Damián Musso, representante de la firma, comentó que desde La Francia, provincia de Córdoba, “nos dedicamos a fabricar implementos para recuperar suelos, principalmente en las líneas de manejo de efluentes y labranzas”.

Sobre “Expulser”

La máquina demanda un tractor de al menos, 150 HP con un depósito de aceite de 80 litros.

El piso de acero inxoidable lo diferencia del mercado y lo hace más robusto.