La funcionalidad de las instalaciones para manejo de hacienda depende de un correcto diseño y utilización, pensado principalmente en el comportamiento de los animales.